En busca de la salvación ¿perdida?

Barco a la deriva. Raúl Tamarit

Barco a la deriva. Raúl Tamarit

Ayer leí en el Periódico de Aragón una muy interesante noticia (note el tono sarcástico) para los periodistas en paro como yo, acerca de las reflexiones que se trataron el pasado sábado en la asamblea general organizada por la Asociación de la Prensa de Aragón (APA). El titular era demoledor: «Los periodistas alertan de la degradación del sector«. Oh, Sorpresa! ¡estamos en crisis y yo sin alertarme!

Sabía, por mi afiliación a la APA, que dicha asamblea se iba a celebrar, pero esperaba un titular más demoledor o, por lo menos, esperanzador. El texto hablaba de varios temas tratados, como la degradación profesional, precariedad laboral y sueldos bajos. Vamos, cosas que yo, por mi desgradaciada experiencia, conozco de sobras.

Sin embargo, a pesar de las medidas que dicen que se van a tomar para solucionar temas como el abuso que las empresas hacen de los becarios y más allá de la diversidad de opiniones acerca de la próxima huelga general, convocada para el 14 de noviembre, me faltó algo. Esperaba leer algo así como «La APA trabaja en soluciones para los periodistas parados».

Nada había de eso, pues que digan que hay mucha precariedad laboral y me recuerden la realidad no me aleja del INAEM. Yo espero leer algún día que un grupo inversor compra el Periódico de Aragón (una empresa que ha sufrido varios ERE’s en los últimos años) y contrata a 30 trabajadores entre periodistas y personal de administración. O que Aragón TV oferta 20 plazas vacantes exclusivas para periodistas. No hay nada de eso.

Después de compartir experiencias con un amigo de Madrid y saber que su Asociación de la Prensa realiza la misma actividad, me queda una sensación amarga y triste. ¿Habrá en algún lugar alguien que apueste por crear empleo en el sector de la comunicación?

Recuerdo una conversación con el último director del ya fallecido Diario Equipo (periódico deportivo aragonés, muerto en octubre de 2009, hace exactamente tres años), cuando coincidimos en la presentación del libro de un compañero. Habló sobre qué habría pasado si la crisis del periodismo en España, la misma, con toda su magnitud (tantos ERE’s, intrusismo profesional, abusos con becarios, precariedad laboral, futuro incierto a causa de las nuevas tecnologías, etc.), hubiera azotado a sectores como los del metal o del automóvil, que también han sufrido y están sufriendo. De ellos se dice que son indispensables para la sociedad, sin embargo, parece que el periodismo está en vías de extinción, ya que nadie quiere pagar para estar informado.

Por qué no elegiría otra profesión menos ingrata…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s